BIOMAGNETISMO MÉDICO – PAR BIOMAGNETICO

BIOMAGNETISMO MÉDICO – PAR BIOMAGNETICO

El Biomagnetismo Médico es una disciplina médica nueva que nos permite entender la enfermedad desde el punto de vista energético, y vibracional, ya no químico, ya no clínico, ya no biológico. Tenemos un pH que se acerca a lo neutro, sin embargo, hay fenómenos que alteran ese pH y conducen a los órganos hacia la acidez o hacia la alcalinidad. Una alteración que puede llegar a la enfermedad. Como en todo el universo, la dualidad también está presente en el cuerpo. En este caso, no es el campo magnético el que cura, sino la corrección del pH alterado a través del uso de imanes.

Profundizando en la materia, podemos decir que el biomagnetismo médico, es el estudio de los fenómenos bioenergéticos que producen los microorganismos en el interior del ser humano. Para la recepción, desarrollo y reproducción de estos organismos han de producirse alteraciones fundamentales en el pH (potencial de Hidrógeno) de los órganos que los soportan. Estas modificaciones pueden medirse y clasificarse perfectamente.

Cómo funciona el Biomagnetismo Médico o Par Biomagnético

Ahora sabemos que los campos magnéticos entre los 1.000 y los 50.000 Gauss no son tóxicos para el ser humano.

¿Dónde radica la genialidad del descubrimiento del Dr. Goiz? En la contrastación empírica de que el organismo responde de forma dual y en la constatación de que las leyes de la física atañen también al individuo: el electrón es al átomo lo que el ión es a la molécula y el núcleo proteína a la célula. Existen dos cargas biomagnéticas en resonancia, es decir, “un par biomagnético” que identifica cada patología de los seres vivos.

El par biomagnético nos traslada al origen del fenómeno y define el órgano que lo genera, su polaridad y el virus o bacteria que lo identifica, y también la interacción entre dos o más microorganismos.

Pero además el par biomagnético cura las patologías, lo que confiere al biomagnetismo médico la mejor y más eficaz herramienta de diagnóstico y la técnica más válida para de resolver la patología. En sí mismo es un código que detecta y corrige las enfermedades y las disfunciones, y representa el mejor, más válido y definitivo “código patógeno”.

La curación se consigue devolviendo el equilibrio energético de la zona alterada al pH óptimo para la salud, cuya alteración se debe a la presencia de microorganismos patógenos que distorsionan el pH en el órgano que sustenta el fenómeno mórbido.